[google-translator]
[wpdreams_ajaxsearchlite]
Editar el contenido
La estructura de capital y el valor real de la empresa

La estructura de capital se refiere a la forma en que una entidad financia sus activos mediante una combinación de capital propio y de deuda, permitiendo entender la forma en que una entidad financia sus activos mediante recursos propios o de terceros.

Para conocer mejor cuál es el valor real de una empresa te invitamos a seguir leyendo el siguiente artículo y a conocer nuestra Especialización en Finanzas Corporativas, donde te enseñaremos a fondo todo lo relacionado con la estructura de capital.

¿En qué consiste la teoría de la estructura de capital?

 

La teoría de la estructura de capital está relacionada con el costo de capital de la empresa, en los estudios que se han realizado sobre este tema existen muchas opiniones que valoran mucho la estructura de capital óptima pero no la alcanzan a unificar los criterios, algunos argumentaron que se podía lograr un óptimo, sin embargo, otros se convencieron de que esto no era posible, solo llegaron a un consenso de que debe haber un buen ajuste entre los recursos obtenidos de deuda, capital, acciones preferentes e instrumentos de capital. La propiedad utilizada por la empresa. pueden financiar sus inversiones.

La manera para determinar la estructura óptima de capital es aquella que maximiza el precio de las acciones de la empresa vinculado con el costo de capital que por ende tiene que ser minimizado.

Objetivo de la estructura de capital

 

El objetivo de la estructura de capital consiste en encontrar un balance entre los instrumentos financieros usados para obtener financiación. La financiación de la compañía es finalmente todo el dinero que una empresa posee para impulsar sus operaciones.

Características de la estructura de capital

 

Las características principales para tomar en cuenta sobre la estructura de capital son cuatro:

  1. Riesgo financiero del capital de la empresa, cuando una empresa depende de la financiación de la deuda, el rendimiento del capital requerido aumentará, ya que la financiación de la deuda aumenta los riesgos para los accionistas.
  2. Actitudes conservadoras o agresivas de la administración.
  3. Flexibilidad financiera o la capacidad de obtener capital.
  4. Posición fiscal de la empresa, el interés es deducible, lo cual disminuye el costo efectivo de las deudas. Si tiene una tasa fiscal baja la deuda no será ventajosa.

Enfoques de la estructura de capital

 

La estructura óptima de capital se divide esencialmente en los que apoyan la teoría y los partidarios de que ese óptimo no existe, por lo tanto se presentan los siguientes enfoques:

  • Enfoque tradicional: este enfoque consiste en que una empresa puede reducir su costo de capital y aumentar su valor total mediante un uso juicioso del apalancamiento, lo que lleva al hecho de que el costo de capital no es independiente de la estructura de capital de la empresa y que existe una estructura de capital óptima.
  • Enfoque de la utilidad neta: consiste en que las utilidades disponibles para los accionistas comunes se capitalizan a una tasa constante que se calcula dividiendo las utilidades netas operacionales de la empresa entre el valor total de la empresa.
  • Enfoque de utilidad neta de operación: la suposición para este enfoque es que existe una tasa global de capitalización de la empresa para cualquier grado de apalancamiento. El mercado capitaliza el valor de la empresa en forma global y como resultado de ello el desglose entre deuda y capital no tiene importancia.
  • Enfoque Modigliani y Miller: este enfoque afirma que la relación entre el apalancamiento y el costo de capital queda explicada por el enfoque de la utilidad neta de operación; argumentan que el riesgo total para todos los poseedores de valores de la empresa no resulta alterado por los cambios en la estructura de capital y por ende es el mismo indiferentemente de la combinación de financiamiento.

¿Cómo calcular el valor real de la empresa?

 

Las empresas están constituidas por activos, pasivos y patrimonio neto, con el patrimonio neto se financian los activos. Sin embargo, para valorar la empresa hay que saber qué bienes y derechos de cobro se tienen, y descontar a este valor lo que se debe.

Se debe conocer la estructura de capital, ya que la deuda que se debe deducir es solo la deuda externa. Por tanto, este valor será la diferencia entre los activos y los pasivos, que se corresponde con su patrimonio neto. Así, el verdadero valor de la empresa es lo que se tiene menos lo que se debe.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicado.